Blog

El Deep Learning: la nueva manera de utilizar las TIC

El Deep Learning: la nueva manera de utilizar las TIC
TIC es el acrónimo por el que se conoce a las Tecnologías de la Información y la Comunicación, una disciplina que es cada vez más común en nuestro día a día, basta ver la cantidad de Smartphone que hay en el mundo y que se han convertido prácticamente en un apéndice más de nuestro cuerpo. En la
actualidad, es casi imposible imaginar la vida sin internet y sin Smartphone. Cuando ya parecía que no podíamos dejarnos sorprender más por los avances tecnológicos llega lo que se conoce como machine learning o aprendizaje automático.
 
El machine learning, aprendizaje automático, es una rama de la inteligencia artificial, una disciplina creada o descubierta en los años 50 del siglo pasado. La tecnología machine learning crea soluciones que las máquinas aprenden de manera automática, de la misma forma que lo hace una persona. La inteligencia artificial es la disciplina que regula o desarrolla todos esos principios. A partir de la inteligencia artificial se pueden definir algoritmos que permiten a las máquinas revelar comportamientos futuros, identificar patrones y mejorar los sistemas que reciben en sí mismos.
 
El último avance, o un paso más allá va el deep learning o aprendizaje profundo, en el que son las propias máquinas las que aprenden de manera independiente, sin necesidad de tener que ser programadas. Con el deep learning las máquinas son capaces de adaptarse a los cambios en el entorno real. Todo esto que parece muy novedoso es puesto en práctica desde hace años por grandes gigantes de la informática. De hecho, cada vez que usamos los asistentes de voz de Apple, Google, consultamos la información meteorológica en el tiempo o miramos la publicidad de Facebook, estamos haciendo uso de técnicas de machine learning.
 
Hasta el momento, la tecnología permitía hacer predicciones de la actividad de la empresa en plazos futuros, atendiendo a las posibles tendencias y los datos recopilados. A este fenómeno se le conoce como Bussines Intelligence, que reúne los datos del pasado y los clasifica para analizar la situación actual e idear estrategias futuras. Para todo este proceso sigue siendo prioritario contar con amplias bases de datos y dominar todos los secretos del big data. Sin embargo, el machine learning y el deep learning van mucho más allá, mucho más lejos. Estas disciplinas se basan en la predicción de patrones, no en la clasificación de los mismos. La tecnología ya no analiza el pasado, sino en el futuro, adelantándose al comportamiento del consumidor.
 
El deep learning no es más que intentar imitar el modo de funcionamiento del sistema nervioso central y trasladar hasta las máquinas el comportamiento de la mente humana. Lo que a día de hoy es una disciplina que solo pueden poner en práctica las grandes compañías, por el acceso a tecnología muy novedosa, en el futuro será una práctica habitual de cualquier organización, sea el sector que sea en el que desarrolle su negocio.
 
 
Autor(a):
Gustavo Sequera
,
Compartir: